La serpiente del faraón

Comparte este artículo:

    



Materiales:

  • Nitrato de amonio
  • Azúcar
  • Mechero
  • Arena

Procedimiento

Para realizar el experimento, mezclamos el nitrato de amonio con el azucar a partes iguales y lo depositamos sobre un lecho de arena impregnada de gasolina. No hay que compactar la mezcla. Con un mechero hacemos arder la mezcla.

Se aconseja realizar este experimento en el exterior o en un sitio ventilado.

En otras fuentes de información se puede ver este experimento utilizando Tiocianato de mercurio(II). Nosotros hemos utilizado nitrato de amonio ya que el uso de tiocianato de mercurio produce el desprendimiento de gases de mercurio muy tóxicos. El nitrato de amonio es mucho menos peligroso.

También, en el caso de no poder conseguir el nitrato amónico, se puede utilizar bicarbonato sódico. En este caso mezclaremos el bicarbonato con azúcar.

¿Qué sucede?

Al calentar la mezcla , el nitrato se descompone para dar lugar al monóxido de dinitrógeno, el gas de la risa:

NH2NO3 –> N2O + H2O

Al mismo tiempo, el azúcar se carameliza por acción del calor . En este estado plástico, el azúcar se infla por acción del gas desprendido. Mientras el azúcar se infla y la reacción continua, el azúcar termina por quemarse en una reacción que combina la combustión y la deshidratación:

C12H22O11 + 12 O2 –> 12 CO2 + 11 H2O

C12H22O11 + Q –> 12C + 11H2O

Lo que se obtiene de la reacción es carbono inflado, con una forma que recuerda a una serpiente. Se trata de un bonito experimento en el que intervienen diversas reacciones.

 


 

© 2012 -2014 - Todos los derechos reservados

Legislación de la UE: Al seguir navegando, acepto que quimicefa.com establezca cookies en mi navegador.